El socialismo libertario en el discurso de Jardín Infantil (investigación filológica)

4 comentarios
Virginia: vivimos en una sociedad no chirajito-friendly

El mal ejemplo: haremos la revolución de la mano de bakunin, la pinta y pega, y chirajito

V:una de las primeras medidas será el sustituír el ya quemadísimo "compañero" por el más localista e íntimo "marachito" por ejemplo: "ahora unas palabras del marachito líder". eso añadiría originalidad y pompa a nuestro gremio

E.m.e:jajajajajaja

V:pero no prosperaría

E.m.e:??????? no habrá espacio para el pesimismo en marachitolandia

V:el purismo, marachito

E.m.e:voy a depurar; vivirán en miami

V:las ramas ortodoxas no estarían muy de acuerdo, obviarían por completo el detallito de las narices rojas

E.m.e:juela

V:se juntarían con Radio Habana y la Tía Bubu y los Díaz-Ballart. terror, asco ah*

E.m.e:enemigos poderosos. harían más daño que la caída del muro y el bloqueo juntos.

V:la Perestroika vendría de mano de Cocolito. Veo el fin


Resulta evidente para cualquiera con una lectura mínima de Foucault, que Chirajito (célebre payaso de la televisión salvadoreña) hereda el discurso del socialismo libertario practicado en el Mayo Francés (La emancipación del hombre será total o no será) y anunciado mucho antes por el joven Marx (Somos nada y queremos ser todo), massmediatizándolo para penetrar en las jóvenes conciencias salvadoreñas, allanando, así, el camino para un otro mundo y renovando el discurso de la gauche communiste guanaca:


Chibola, o nada.